Bursitis trocantérica

Compártenos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La bursitis trocantérica es una enfermedad común que causa dolor en la cadera. Afecta una prominencia ósea que se encuentra por fuera de la cadera que es conocida como trocánter mayor.

¿Qué es la bursa trocantérica?

Es una bolsa de líquido que se encuentra por fuera de la cadera. Su término médico es bursa. La bursa no es exclusiva de la cadera, la podemos encontrar también en hombros, rodillas, tobillos, codos, etc. Se encuentra ubicada entre los músculos y tendones del muslo y el hueso de la cadera (fémur).

¿Qué función tiene la bursa?

La función de este saco, bolsa o bursa es amortiguar el deslizamiento de los tendones por encima de prominencias ósea. En este caso, la bursa trocantérica evita el rose de los músculos y tendones sobre el trocánter mayor.

¿En quienes es más frecuente que se presente esta enfermedad?

Es más común en mujeres que en hombres, así como también en personas mayores de 40 años.

¿Cuáles son las causas de esta enfermedad?

Dentro de las más frecuentes son:

  • En primer lugar, mala postura
  • Sobreuso
  • Inflamación
  • Cirugía previa de cadera
  • Depósitos de calcio
  • Traumatismos directos
  • Inflamación del tendón o músculos
  • Compresión constante de la bursa (saco o bolsa)
  • Actividades que requieren movimientos rápidos o de torsión en la cadera

¿Qué síntomas presenta?

Los síntomas no son específicos de esta enfermedad, pero dentro de los más comunes se encuentran:

  • Inflamación
  • Claudicación
  • Al presionar por fuera de la cadera, existe dolor.
  • Interrupción del sueño debido al dolor al acostarse de lado.
  • Molestias al caminar, sentarse con las piernas cruzadas o al pararse de una silla
  • Dolor punzante a nivel de la cadera
  • Traslación del dolor desde la nalga a la rodilla o parte externa del muslo
  • Enrojecimiento de la zona

¿Por qué es importante que me valore un ortopedista?

Es necesaria una valoración por el ortopedista para descartar otras enfermedades con síntomas similares. Encontrar la causa de una bursitis trocantérica ayudará a guiar el tratamiento, ya que en algunas ocasiones puede estar causada por: artrosis o degeneración de rodillas, dolor lumbar (espalda baja), enfermedad tiroidea, hernia discal, gota, además de otras enfermedades.

¿Me tienen que pedir algún estudio?

De primera instancia, no. Es un diagnóstico que puede obtenerse con la exploración física. Sin embargo, en algunos casos se pueden llegar a solicitar radiografías para descartar que este dolor esté causado por una degeneración articular (artrosis) en la cadera. También se pueden solicitar ultrasonido y resonancia magnética.

 

¿Cuál es el tratamiento inicial?

En algunos casos un manejo inicial puede llegar a consistir en: en primer lugar, reposo relativo; otra indicación recomendable es realizar ejercicios de estiramiento. Finalmente, el frío local varias veces al día puede ayudar a disminuir las molestias.

Si esto no llega a controlar el dolor, es indicación de valoración por el ortopedista quien te tiene que valorar para determinar tu tratamiento ideal.

¿Qué tipos de tratamiento existen para esta enfermedad?

  • Fisioterapia
  • Fortalecimiento muscular
  • Inyecciones de esteroide en la zona afectada (hasta 3, en un intervalo de 3 meses cada una) https://www.ortopediapuebla.com/inyecciones-de-esteroide/
  • Antiinflamatorios tomados
  • El control de peso y evitar pararse por periodos prolongados, proporcionará una mejoría.
  • En casos extremos puede llegar a requerirse un bastón para liberar la presión ejercida por los músculos.
  • Ondas de choque
  • Plasma rico en plaquetas
  • Cirugía

¿En cuánto tiempo se resuelve esta enfermedad?

En la mayoría de los casos de bursitis trocantérica, bien diagnosticada y con un tratamiento adecuado, se resolverá en 1 semana. Por lo tanto, tiene buen pronóstico.

¿Existe alguna cirugía para tratar esta enfermedad?

Sí, consiste en remover esta bursa mediante cirugía abierta o endoscópica, sin embargo sólo está indicada en casos extremos donde el dolor no ha cedido al manejo conservador. Probablemente seas un candidato a cirugía, si ya has probado el tratamiento conservador por varios meses, sin presentar mejoría.

Conclusión

En conclusión, la bursitis trocantérica puede ocasionar mucho dolor y limitación funcional. Es necesario acudir con un especialista al inicio de los síntomas para mejorar el pronóstico. No es necesario tomar algún tipo de estudio de imagen. Sin embargo, dependiendo de los hallazgos clínicos encontrados te pueden solicitar radiografías, ultrasonido o resonancia magnética. Finalmente, el tratamiento en 95% de los casos es conservador, por lo que son de buen pronóstico si se detectan y tratan a tiempo.

Lectura complementaria de interés

  1. Redmond JM, Chen AW, Domb BG. Greater Trochanteric Pain Syndrome. J Am Acad Orthop Surg. 2016 Apr;24(4):231–40. DOI: 10.5435/JAAOS-D-14-00406

Contenido relacionado