Lesión del manguito rotador

Compártenos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Este tipo de lesión se presenta por lo general en pacientes adultos como consecuencia de un traumatismo al caer sobre su mano y transmitir las cargas al hombro. También se puede presentar el caso de pacientes que no tienen ningún traumatismo asociado, pero cuentan con el antecedente de realizar actividades por encima de la cabeza, como en ciertos deportes o tipos de trabajo, y que presentan dolor con ciertas posiciones del brazo, siendo las principales al levantar el brazo por encima de la altura de la cabeza.

Síntomas

El paciente se queja de dolor en el hombro localizado en la parte de enfrente, de lado o atrás que se corre hacia abajo en el brazo sin pasar más allá del codo. Es común que el paciente refiera despertarse a media noche si en la cama se giró sobre el hombro afectado.

Por si solas, es muy poco probable que cicatricen estas lesiones, ya que el riego sanguíneo que llega a estos tendones es muy limitada.

Diagnóstico

La exploración física, así como los estudios de imagen (radiografías, resonancia magnética y, en algunos casos, tomografía computarizada) son esenciales para complementar el diagnóstico así como planificar el tratamiento.

Tratamiento conservador

El tratamiento conservador está enfocado a disminuir el dolor únicamente y fortalecer la musculatura que intente compensar los movimientos dirigidos por el manguito rotador, pero hay que indicar que ninguno de estos tratamientos puede generar la cicatrización por sí sola de los tendones del manguito rotador.

Tratamiento quirúrgico

El tratamiento quirúrgico mediante artroscopía va encaminado a retirar los agentes inflamatorios en el hombro al regularizar y remodelar la superficie en contacto con el manguito rotador del acromion, así como reinsertar el tendón a su sitio anatómico.

En los casos extremos en que la lesión del manguito rotador se ha extendido y el tendón ha perdido su consistencia, se puede generar una enfermedad articular (artropatía), y hará disfuncional la movilidad del brazo, por lo que la única opción para recuperar la movilidad y disminuir el dolor es una sustitución protésica con anatomía reversa para compensar las fuerzas generadas en el hombro.

Contenido relacionado