Lesiones en el cartílago articular

Compártenos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Es el recubrimiento en los extremos de los huesos que forman las articulaciones, el cual se encuentra de una forma lisa y cuya función es de protección al disminuir el contacto entre los huesos.

Las lesiones condrales (cartílago) pueden ser secundarias a un traumatismo, o bien a un desbalance en las cargas biomecánicas en la rodilla que aumenta su desgaste, como ocurre en la artrosis o degeneración articular.

Los síntomas comunes dependen de la localización de la lesión, pero pueden estar asociadas a sensación de bloqueo, dolor, inflamación y limitación de la movilidad en rodilla.

Los tratamientos por vía artroscópica a realizarse en este tipo de lesiones consisten en:

  • Condroplastía: indicado en lesiones pequeñas y superficiales. Consiste en limpiar la lesión del cartílago inestable
  • Microfracturas: consiste en realizar pequeñas perforaciones al hueso subcondral (el hueso expuesto al no contar con cartílago) para ocasionar un sangrado que forme un coágulo y finalmente una cicatriz formada por cartílago, el cuál es similar al cartílago articular, sin tener las mismas propiedades
  • Transplante osteocondral (OATS): Es trasladar un fragmento de cartílago sano de una región de menos carga en la rodilla, al sitio dañado.
  • Cultivo y transplante de condrocitos: Los condrocitos son las células principales del cartílago. En este procedimiento se realiza un primer tiempo quirúrgico para tomar una muestra de cartílago y posteriormente cultivarlos, para que en el momento que se tengan suficientes condrocitos se realice un segundo tiempo quirúrgico y se implanten en la zona afectada.

Contenido relacionado