Compresión del nervio cubital a nivel del codo y luxación del nervio cubital

Compártenos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El nervio cubital va desde el cuello hasta la mano y es el encargado de dar sensibilidad al dedo meñique y a la mitad externa del dedo anular. También controla la mayoría de la musculatura en la mano y una mínima parte en el antebrazo, para poder controlar la fuerza de sujeción en la mano. Este nervio es comúnmente reconocido cuando golpeamos el codo contra algún objeto y se produce una sensación de descarga eléctrica o calambre.

Anatomía

El nervio cubital, en su trayecto por el codo, pasa por detrás de una protuberancia ósea conocida como epitróclea. En su trayecto el nervio cubital pasa por un engrosamiento de membrana muscular del tríceps conocida como la arcada de Struthers. Al no tener mucho tejido blando que lo proteja, este nervio es susceptible a sufrir compresión.

Causas

Varios factores pueden ocasionar la compresión de este nervio:

  • Recargarse en el codo por periodos prolongados.
  • Mantener el codo flexionado (doblado) por periodos prolongados o realizar movimientos repetidos de flexión en el codo.
  • En algunas personas el nervio cubital no está bien adosado a los tejidos blandos y tiende a moverse desde atrás de la epitróclea hacia el frente al estirar el codo. Este tipo de movimiento anormal del nervio cubital es conocido como luxación del nervio cubital y puede llegar a irritar dicho nervio.
  • Una inflamación en el codo puede comprimir este nervio.

Por su parte, la luxación de este nervio, ocurre cuando no hay suficiente cobertura de tejidos blandos que la proteja. Teniendo el codo flexionado, al realizar un movimiento de extensión del mismo, el paciente refiere una crepitación en el codo que puede llegar a ser dolorosa y acompañarse con adormecimiento del dedo meñique y anular. Es importante mencionar que no todas las crepitaciones o tronidos que ocurren en el codo son consecuencia de una luxación del nervio cubital.

Síntomas

  • Adormecimiento y hormigueo del dedo meñique y anular.
  • Disminución en la fuerza de sujeción así como dificultad para la coordinación de los dedos.
  • En casos avanzados se puede presentar una disminución de la masa muscular en la mano.

Diagnóstico

La exploración física y sintomatología del paciente orientan hacia el diagnóstico. Sin embargo, en algunos casos es necesario solicitar un ultrasonido que puede llegar a ser dinámico en los casos de luxación del nervio cubital. Este estudio nos permitirá evaluar la zona de compresión.

Los estudios de conducción nerviosa son importantes para documentar el tipo de daño que presenta el nervio.

Tratamiento

El manejo inicial es de forma conservadora. Consistirá en toma de analgésicos y antiinflamatorios, uso de férulas en extensión para el codo así como ejercicios de rehabilitación.

El tratamiento quirúrgico está indicado cuando:

Los métodos no quirúrgicos no han ocasionado mejoría
El nervio cubital está muy comprimido
La luxación constante del nervio interfiere con sus actividades de la vida diaria por dolor o adormecimiento
La compresión del nervio ha ocasionado un debilitamiento o daño muscular.

El tratamiento quirúrgico para la compresión pura consiste en liberar el nervio de su sitio de compresión y en algunos casos movilizar el nervio hacia la zona anterior del codo protegiéndolo con tejidos blandos. En el caso de la luxación del nervio cubital, consiste en liberar el nervio de tejidos blandos y realizar una nueva cobertura de tejidos blandos que estabilicen a este nervio al realizar extensión y flexión de codo.

Recomendaciones

Evitar actividades que requieran mantener el brazo flexionado por periodos prolongados
Evitar poner presión en la parte interna de su brazo
Asegurarse que al usar la computadora, la silla no esté demasiado baja.Intentar mantener el codo extendido durante la noche (envolverse una toalla alrededor del codo).

Contenido relacionado