Quiste sinovial

Compártenos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿Qué es un quiste sinovial?

El quiste sinovial es un tipo de tumoración benigna (quiste), que se forma alrededor de los tendones y articulaciones. También se conoce como Ganglión. Usualmente aparece en el dorso de la muñeca y tiene como contenido líquido sinovial, lo que lo hace suave y blando.

¿Dónde puede presentarse?

El quiste sinovial es la tumoración más común a nivel de la mano y muñecas. No es exclusiva de estas zonas, ya que puede ocurrir en cualquier articulación. Sin embargo su localización es más frecuente en la mano y muñeca.

¿Todos los quistes sinoviales deben de operarse?

Solo cuando hay presencia de dolor, molestias o sensación de hormigueo por el quiste, está indicada la cirugía. En algunos casos puede remitir por si solo. Si el problema persiste, es necesario acudir con un especialista para su manejo.

¿Cualquier tumoración o chipote en la mano o muñeca es quiste sinovial?

No, aunque es común esta patología, siempre es necesaria su valoración para descartar algún otro tipo de lesión tumoral. Por eso, es importante la valoración por un especialista para tener en cuenta el diagnóstico diferencial.

¿Qué tan grande puede ser el quiste sinovial?

Puede variar, teniendo como referencia que puede ser desde el tamaño de un frijol hasta el de una pelota de golf.

¿Cómo saber si es un quiste sinovial?

Lo más importante es acudir con el especialista para confirmar este diagnóstico. Usualmente se presentan como un ligero chipote debajo de la piel y es blando a la palpación.

¿Cuáles son los síntomas?

Por lo general, no producen dolor. Sin embargo, en determinadas localizaciones pueden generar dolor debido al tamaño y compresión de estructuras (vasos, nervios). Por lo tanto, la presencia de sensación de hormigueo, también puede ser un síntoma.

¿Son benignos?

Sí, aunque, como ya lo mencionamos, pueden llegar a causar dolor y molestias.

¿Por qué se forman?

No se sabe realmente por qué se forman este tipo de quistes. Sin embargo, se pueden llegar a relacionar a lesiones a nivel de los ligamentos de las articulaciones que pudieron haber ocurrido en el pasado.

¿Cómo se diagnostican?

Primero es necesaria una valoración por tu médico ortopedista quien de acuerdo a los hallazgos puede solicitar estudios. Los estudios complementarios diagnósticos comúnmente solicitados son: radiografías, ultrasonido y resonancia magnética.

¿Cuándo está indicado realizar el tratamiento?

Si existe dolor, molestia, sensación de hormigueo, puede ser necesario considerar extirpar este quiste.

¿Qué tipos de tratamiento existen?

Un tipo de tratamiento es la aspiración, la cual es muy fácil de realizar, sin embargo puede volver a llenarse de líquido sinovial en un futuro.

La cirugía abierta consiste en extirpar el quiste en su totalidad.

La cirugía artroscópica está indicada en algunas localizaciones.

Entonces, ¿si me opero ya no me volverá a salir este quiste?

El riesgo de recidiva es muy bajo, sin embargo si hay alguna lesión asociada que ocasionó el quiste y no se trata desde un principio, puede volver a formarse.

Lo más importante no es quitar el quiste sino poder tratar la causa, si es que existe.

Conclusión

Los quistes sinoviales son formaciones benignas. Su localización más frecuente es en las manos y muñecas. Su tratamiento está indicado cuando genera algún tipo de síntomas. Finalmente, es necesaria su valoración por un especialista para poder descartar cualquier otra tumoración que no sea benigna.

Contenido relacionado