Reemplazo Articular de Cadera

Compártenos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El reemplazo articular de cadera  es un tema que genera muchas preguntas en la consulta. En este artículo intentaremos resolver la mayoría de esas dudas.

¿Me duele la cadera, requiero cirugía?

Gran parte de la consulta se confunde con un dolor de espalda baja a tener dolor de cadera. El dolor de cadera por lo general se localiza en la ingle, no en la parte de atrás (espalda baja). Siempre es necesario una valoración por un Ortopedista Especialista en Cadera para determinar si es candidato o no a cirugía.

¿Qué es un reemplazo articular de cadera?

Es una cirugía en la que las superficies articulares de la cadera son retirados para ser reemplazados por partes artificiales. El objetivo de esta cirugía es mejorar la movilidad, reducir el dolor, así como también mejorar la función de la cadera.

¿Quién requiere este tipo de cirugía?

Cualquier persona que presente algún problema en su cadera que limite sus funciones o actividades de la vida diaria. Comúnmente, estas personas padecen osteoartrosis (degeneración articular).

¿A qué edad es común que se realice esta cirugía?

La mayoría de las personas que se someten a esta cirugía son mayores de 60 años. Sin embargo existen condiciones en las que se puede realizar antes de esta edad: artritis reumatoide, fracturas de cadera, además de tumores, entre otros.

¿Qué enfermedad es más común que esté presente para requerir esta cirugía?

La mayor parte de las veces son de tipo degenerativo. Sin embargo, como ya mencionamos, personas con fractura o con antecedentes de la misma, artritis reumatoide o alguna otra enfermedad inflamatoria.

¿Cómo se fija la prótesis al hueso?

Existen dos tipos de fijación que se pueden utilizar: cementada y no cementada.

¿Para qué sirve el cemento en las prótesis?

El cemento es un tipo de fijación que se hace para cierto tipo y modelo de prótesis al hueso. Una vez que se coloca el cemento en el hueso, se coloca el componente protésico en la posición deseada. Es necesario esperar un tiempo (5 a 10 minutos, dependiendo de la calidad del cemento) para que se fije adecuadamente.

¿Es posible utilizar cualquier tipo de cemento?

No!, este cemento es un cemento preparado bajo regulaciones sanitarias. Es un tipo de cemento especial, y en algunas ocasiones tiene antibiótico entre sus componentes. El tipo de mezclado influye en la calidad de fijación que tendrá el cemento. Si se mezcla manualmente, su fijación a pesar de ser buena, no durará tanto, como los métodos modernos de fijación al vacío.

¿Cómo se fijan las prótesis NO cementadas?

Las prótesis no cementadas, requieren de uno o varios componentes que crean una superficie rugosa y porosa. Estas superficies generarán una mejor adhesión al hueso, así como también formación de hueso alrededor de la prótesis para favorecer su fijación.

¿Las prótesis cementadas son un tratamiento antiguo?

En realidad fue de los primeros tipos de fijación que se utilizaron para las prótesis de cadera. Sin embargo, el tipo de cementado y la calidad del mismo han ido evolucionando. Actualmente el único estudio con más de 30 años de seguimiento y resultados favorables es para las prótesis cementadas. La calidad del implante así como del cemento influyen mucho en que estas prótesis tengan esa duración. Mientras menor sea la calidad del cemento, el tipo de mezclado que se utiliza y el implante, menor será el tiempo de duración de ésta. Nuevamente, si este tratamiento se indica en el paciente con las condiciones ideales, el resultado será muy bueno.

¿Cementada o no cementada?

En realidad, este tema ha sido motivo de controversia. Los dos tipos de fijaciones son muy buenos. No es que a todos los pacientes se les ponga una prótesis cementada o no cementada. Mas bien, se trata de elegir la enfermedad y al paciente indicado para cada tipo de prótesis. Cada tipo de prótesis tiene ventajas y desventajas

¿El tratamiento es igual para todos los pacientes?

No, todo depende de las condiciones del paciente. Además siempre será importante una evaluación exhaustiva para determinar el tratamiento ideal. Tener una enfermedad y síntomas similares a otros pacientes no lo hace candidato al mismo tipo de tratamiento.

Para información complementaria visita nuestras secciones:

¿Existen complicaciones asociadas a un reemplazo articular de cadera?

Como cualquier cirugía, existe un porcentaje de complicaciones. Sin embargo, en este tipo de cirugía el porcentaje de complicaciones es del 2 al 5%. Dentro de estas se incluyen a:

  • Sangrado
  • Lesiones nerviosas
  • Lesiones musculares
  • Fracturas periimplante
  • Inestabilidad de la prótesis o luxación (la prótesis se sale de su lugar)
  • Cojera posterior a la cirugía
  • Pierna más larga o acortada
  • Infecciones
  • Reacción adversa a los medicamentos o anestesia, dolor residual crónico

¿De qué depende el tener buenos resultados en un reemplazo articular de cadera?

En primer lugar es importante saber que la persona que realice la cirugía, deberá tener el entrenamiento suficiente (Alta Especialidad). Fumar, o padecer una diabetes no controlada, son algunos de las causas más comunes de malos resultados con esta cirugía. Es por eso que tu médico decidirá qué tipo de implante colocarte una vez que las condiciones de salud sean óptimas para la cirugía. Finalmente la rehabilitación es importante para poder mejorar la fuerza muscular y permitir el adecuado funcionamiento de la prótesis.

¿Qué resultados puedo esperar con esta cirugía?

Es considerada junto con la cirugía de reemplazo articular de rodilla, la mejor cirugía en Ortopedia. Esto es debido a la funcionalidad y alivio del dolor que proporcionan.

Conclusión.

En conclusión, el reemplazo de cadera es una cirugía con resultados muy favorables. Una adecuada selección del paciente, así como de la enfermedad que padece, determinará el implante ideal a colocar. Es necesario tratarse con un médico ortopedista con el entrenamiento en este tipo de procedimientos (Alta Especialidad). Finalmente, es necesario aclarar todas tus dudas con tu ortopedista antes de tomar la decisión de realizarte esta cirugía.

Contenido relacionado