¿Qué tan malo es correr para las rodillas?

Compártenos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿Qué tan malo es correr para las rodillas?

La respuesta correcta es: NO es malo para las rodillas. Sin embargo hay ciertas condiciones que pueden generar lesiones en las rodillas al correr. La gran mayoría de las personas que corren no sufren algún tipo de lesión en las rodillas.

¿Quiénes NO deberían de correr como forma de ejercicio?

Las personas con sobrepeso, lesiones condrales ya diagnosticadas así como que padezcan o tengan historia familiar de degeneración articular (artrosis) en la rodilla o cadera. De la misma forma, las que tienen problemas de alineación en las rodillas como genu valgo (que las rodillas chocan al estar de pie), pie plano, o bien si los pies al caminar se encuentran alineados hacia adentro (pies metidos), pueden generar dolor en las rodillas.

¿Tengo un problema de alineación en mis rodillas/pies, significa que no debo de correr?

Estos problemas de alineación pueden corregirse, así como también existen distintos modelos de zapatos deportivos para los distintos tipos de pisada. La “pisada pronadora” es la forma más común en corredores y muchas marcas de zapatos deportivos cuentan con una línea para compensar esto. Si no es posible conseguir este tipo de calzado existen plantillas deportivas que pueden compensar estos problemas de alineación.

¿Cómo puedo evitar una lesión?

Se recomienda el uso de zapatos deportivos de calidad que sean para el tipo de pisada que tienes. No siempre los zapatos más vistosos o los de la marca de moda son los ideales para el tipo de pisada que tienes. Siempre un adecuado entrenamiento lleva un balance entre correr y fortalecer los músculos. Un programa de fortalecimiento muscular combinado con correr es lo más recomendable.

¿Importa si corro en concreto o en una pista?

La superficie donde corres puede hacer una gran diferencia en disminuir las lesiones. El correr en pavimento de manera regular aumenta la superficie de impacto en las rodillas. Se recomiendan superficies blandas (pista de tartán, pasto, etc.) o bien caminadoras, que tienen menor impacto en las rodillas.

¿Estirar o calentar importa?

Sí, antes y al finalizar de correr se recomienda un periodo de calentamiento y estiramiento.

¿Correr largas distancias puede afectar mis rodillas?

El problema no está en correr, sino más bien en correr mal. Con la reciente tendencia de correr como forma de ejercitarse, existen muchas malos hábitos. Los programas de entrenamiento que se llevan a cabo al correr no son los ideales para todas las personas. Es recomendable analizar el patrón de marcha que tiene cada paciente para poder determinar si es ideal correr.

¿Por qué en pacientes con degeneración articular no se recomienda correr?

Por que ejercicios como correr, caminar o saltar implican un impacto repetitivo en las rodillas que acelerarían el desgaste articular. En estas personas es recomendable realizar elíptica, natación, o bicicleta (excepto en artrosis patelofemoral).

No corrí en concreto, corrí en la montaña y me lastimé, ¿es normal?

Los cambios repentinos por rutinas de entrenamiento mal supervisadas ya sea cuesta arriba o abajo predisponen a lesiones. Es recomendable siempre un periodo de fortalecimiento muscular previo a un cambio de entrenamiento así como un aumento de intensidad gradual.

En conclusión, ¿qué tan malo es correr para las rodillas?

No es malo correr, siempre y cuando no cuentes con alguna de las condiciones que ya mencionamos. Por lo tanto, con un adecuado entrenamiento y evaluación ortopédica, podrás continuar corriendo sin problemas en tus rodillas

Contenido relacionado