Inestabilidad de Hombro

Compártenos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La inestabilidad de hombro, es cuando el hombro se sale de su sitio varias veces. El hombro puede ser representado como una pelota de golf sobre un tee. En la inestabilidad de hombro, la pelota se sale de su lugar (tee), repetidamente. La inestabilidad de hombro se puede presentar después de una o más luxaciones.

¿Qué es la inestabilidad de hombro?

El hombro es una estructura anatómica muy compleja. Está constituida por huesos, músculos, tendones, ligamentos. La suma de todo esto funcionando al 100% es lo que da estabilidad a esta articulación.

¿Qué causa la inestabilidad de hombro?

Una de las causas principales son los deportes de contacto como el rugby o el fútbol americano. Las fuerzas a las que se somete el hombro en estas actividades forzan al hombro a salir de su sitio, dañando los tejidos blandos que lo rodean. Sin embargo, también se puede uno luxar el hombro al caerse. En algunos casos raros, puede ocurrir sin antecedente traumático, es decir, de manera espontánea. Esto es debido a una hiperlaxitud ligamentaria (las articulaciones son más elásticas de lo normal).

¿Por qué ocurre la inestabilidad de hombro?

Esto ocurre debido a que el hombro es la articulación más móvil y más usada del cuerpo humano. Las estructuras que lo componen pueden verse dañadas después de alguna lesión, lo que ocasionaría que esta articulación se vuelva inestable.

¿Cómo se diagnostica?

En primer lugar, es necesario acudir con un Ortopedista Especialista en Hombro. Los antecedentes sobre cómo ocurrieron las luxaciones previas son importantes, así como si se requirió o no que un médico volviera a acomodarlo en su lugar. Existen maniobras clínicas que se harán en la visita médica que determinarán algún grado de magnitud de las lesiones. El diagnóstico definitivo se realiza por estudios de imagen mediante la resonancia magnética. Los estudios radiográficos son de importancia, sin embargo no evalúan las lesiones en tejidos blandos.

¿Cuáles son los tratamientos para esta enfermedad?

En la mayoría de los casos, ante la primera luxación la rehabilitación y fortalecimiento muscular son de mucha utilidad. El fortalecimiento muscular ayudará a estabilizar de alguna forma el hombro. Sin embargo dependiendo de la gravedad del caso, puede llegar a requerirse cirugía.

¿Qué tipos de cirugía se realizan?

Existe el procedimiento abierto y artroscópico, y cada uno tiene sus indicaciones. El tratamiento artroscópico en la mayoría de los casos se realiza cuando únicamente hay daño de los tejidos blandos. El procedimiento abierto está indicado en los casos en los que además del daño de tejidos blandos, también existe daño en estructuras óseas.

 ¿Cuál es el objetivo de la cirugía?

La cirugía tiene el fin de tensar nuevamente el tejido y reparar los ligamentos dañados. Además el fin de una cirugía es darle estabilidad a la articulación nuevamente.

¿Cómo sé si requiero cirugía?

La decisión sólo puede ser tomada por tu cirujano y con tu autorización. No existen tratamiento correcto o incorrecto, ya que todo depende del estilo de vida, las actividades que realiza y qué tanto limita sus actividades de la vida diaria. Además, algo importante de tener en cuenta es que cualquier paciente que presente una luxación de hombro antes de los 25 años y que sea deportista, tiene un 80% de riesgo de volverse a luxar en un futuro.

Conclusión:

En conclusión, el hombro es la articulación más susceptible de luxarse (salir de su lugar) debido a que es la más móvil del cuerpo. La decisión sobre realizar o no cirugía se toma en base a la edad del paciente, actividades que realiza y magnitud de las lesiones. El tratamiento artroscópico es muy efectivo si se realiza por un experto en este tipo de procedimientos. El procedimiento abierto sólo está indicado cuando hay defectos óseos asociados. Finalmente, si piensas que padeces inestabilidad de hombro es necesario acudir con un Ortopedista Especialista en Hombro.

Contenido relacionado